In glass / En vidrio

It was the winter of 2010 and El Chaltén’s dump was overwhelmed with glass bottles. My by that time boyfriend took a deep look there and in one of his many creative big bangs, he made a machine with “rubbish” from the same dump to cut the bottles and make glasses. 

 We built a path that lasted 2 years. Cutting is one thing, but reaching to an acceptable polished glass is other… Some months after the first recicled glasses, a childhood’s recurring image came to my mind.

 With my little fingers I used to hold the glass as I drank, and watched the water (or the 7up in the glorious days) coming and going like waves in the sea. The fingers were little animals, that loved each other forever and ever.

 And the Dremmel friend came with some diamond points my mam got us, and after some trembling drawings the macroscopios were born:


And the glasses took too much time, and too many precautions for the dust from the glass not to reach our lungs. Impossible was to put a price to those glasses that for worst, as anything made of glass, were so breakable. So they are now relics of a remote past. But nostalgic geological fantasies in bottles took their place. They can also be found in El Chaltén. It is not the same.  
But I can still play a bit.

Era invierno del 2010 y el basural del Chaltén no paraba de acumular botellas. La mente inquieta de mi en ese entonces noviecito miró para allá y en uno de sus tantos big bangs creativos, se armó una máquina con “desperdicios” del mismo basural para cortarlas y hacer vasos. Hicimos un camino que duró 2 años. Cortar es una cosa, llegar al vaso con un pulido aceptable es otra… Unos meses después de los primeros vasos reciclados, me acordé de una imagen recurrente de cuando era más chica.

 Con mis deditos índice sostenía el vaso mientras tomaba, y veía el agua (ó la 7up en los días gloriosos) ir y venir como olas en el mar. Los dedos eran animalitos, que se querían por siempre jamás.

 Y vino el amigo dremmel y unas puntas diamantadas que nos consiguió mi mamá, y después de un par de dibujos tembleque surgieron los macroscopios.

Y los vasos tomaban un excesivo tiempo, y demasiadas precauciones para que el polvo de vidrio no quedara en nuestros pulmones. Imposible ponerle un precio a esos vasos que para peor al ser de vidrio eran tan frágiles.

 Así que ya son reliquias de un pasado remoto. Pero vinieron las imágenes de una nostálgica fantasía geológica en botellas, que pueden adquirirse también en El Chaltén. No es lo mismo. Pero todavía se puede jugar un poco. 

web_s3

2 Responses to In glass / En vidrio

  1. me parecieron hermosos los vasos…reciclados y muy creativos

    los felicito

    • Waaa nuestro primer comentario que no es spam!!!! Qué grosso que el contacto físico pase a la interfaz digital. Muchas gracias por tomarte unos segundos para mirar qué era esa página web pegada con los restos de adhesivos en los vasos. Y muchas gracias por la apreciación!!

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>